Tres Torres

Overview

Mapa

Descripción

Historia

Tres Torres es un barrio silencioso, limpio, tranquilo y sin apenas comercios, donde predomina el paisaje de lujosos bloques de pisos de escasa altura, casi siempre aislados y rodeados de zonas comunitarias privadas, que se distribuyen a través de una trama urbana regular compuesta por agradables calles arboladas de tamaño mesurado.

El conjunto, que se erige como una selecta urbanización, se ve truncado, sin embargo, por el paso de dos de los cinturones viarios más ruidosos e importantes de la ciudad: la Via Augusta y la Ronda del General Mitre (Ronda del Mig). De hecho, estas dos vías articulan el espacio de Tres Torres y lo dividen en tres sectores: la parte alta, que se despliega por encima de la Via Augusta; la zona de Nena Casas, que queda encajonada entre la Via Augusta y la Ronda del General Mitre; y, finalmente, la zona de Can Ràbia, el pequeño perímetro triangular que se extiende por debajo de General Mitre.

  La parte alta de Tres Torres

La parte alta de Tres Torres es el sector que queda delimitado por el Passeig de la Bonanova, la calle Ganduxer y la Via Augusta. En ella se conservan algunas de las torres estivales que la burguesía barcelonesa construyó a finales del siglo xix y principios del xx. Es el caso de Dos Torres (Dirección Via Augusta 300), una casa esquinera levantada junto a la estación de los ferrocarriles. El edificio, que mezcla los estilos modernista y clasicista, ha funcionado como bar musical —el mítico bar Dos Torres— y está siendo reconvertido en restaurante. Pero, salvo contadas excepciones como ésta, la mayor parte de este sector de Tres Torres está poblada de bloques de pisos de alto standing que a lo largo de las décadas de 1960 y 1970 fueron sustituyendo a las históricas residencias señoriales.

El paisaje de la zona está formado por agradables calles arboladas dispuestas ortogonalmente, sin apenas comercios ni restaurantes y sin ninguna vía que funcione como eje principal. Cabe destacar, sin embargo, el Carrer de Ganduxer, la calle fronteriza que actualmente marca el límite con el vecino barrio de La Bonanova y que, a pesar de su poca vida y anodina fisonomía, se ha convertido en sinónimo de la Barcelona más pudiente. A esta popularización quizás haya contribuido la presencia del Col·legi de les Teresianes (Dirección Ganduxer 85-105), una escuela femenina perteneciente a la orden de las teresas que ha pasado a la posteridad por asentarse en un edificio del archifamoso Antoni Gaudí. De estilo historicista, este monumental centro religioso y docente fue construido entre 1888 y 1894.

Otro de los enclaves destacables de la parte alta del barrio es el Mercat de les Tres Torres (Dirección Vergós 2) un pequeño centro comercial que, a pesar de su poca actividad y triste aspecto, ha logrado subsistir y aglutinar un reducido número de comercios básicos a su alrededor.

Hacia el año 1850, tras la prohibición por Real Orden de enterrar dentro de los territorios parroquiales, el ayuntamiento de Sarrià tuvo que trasladar su cementerio fuera del núcleo urbano. Así nació el Cementiri de Sarrià (Dirección Camí del Cementiri de Sarrià 10-12), un recinto de estilo neoclásico que se urbanizó a las afueras de Sarrià y que, con los años, se ha convertido en el corazón geográfico de Tres Torres. Los poetas J.V. Foix, Carles Riba y Clementina Arderiu están enterrados aquí.

Finalmente, junto a los lujosos pisos y los enclaves citados, Tres Torres es famoso por los numerosos y exclusivos centros médicos que acoge. Así, antes de su traslado a la nueva sede del barrio de Sant Ramon-Maternitat, el prestigioso Institut Dexeus —especializado en medicina de la reproducción— tuvo su histórica sede en la parte alta de Tres Torres. De hecho, en noviembre de 2007, el barrio saltó a la prensa por un lamentable episodio de prácticas ilegales llevadas a cabo en varias de clínicas especializadas en abortos ubicadas precisamente en la parte alta del barrio.

  La zona de Nena Casas

Nena Casas es la zona de Tres Torres encajonada entre la calle Vergós, la Via Augusta, la Ronda del General Mitre y el Passeig de Sant Joan Bosco. Como ocurre en la parte alta, es un sector residencial formado por bloques de pisos de alto standing, en su mayor parte aislados y ajardinados. Sin ningún eje viario que destaque por encima de los demás, la zona de Nena Casas está formada por una pequeña red de calles tranquilas aireada a través de dos agradables placitas: la Plaça de Joaquim Pena y la Plaça de Martí i Llauradó. Mención a parte merece la Plaça de Manuel Corachan, presidida desde 1921 por el prestigioso centro médico Clínica Corachan (Dirección Buïgas 19).

La franja izquierda de este sector de Tres Torres está monopolizada por varias instalaciones pertenecientes a los salesianos, entre las que destacan el colegio de la orden y la Parròquia de Maria Auxiliadora (Dirección Passeig de Sant Joan Bosco 70).

Nena Casas conserva, por otra parte, el edificio del antiguo casino de las Tres Torres. Es la denominada Casa Urrutia (Dirección Rosari 44), una torre de estilo modernista levantada en 1905 que empequeñece ante la monumental Via Augusta y los bloques de pisos colindantes.

  La zona de Can Ràbia

Finalmente, Can Ràbia es la zona residencial que ha sustituido al desaparecido campo de fútbol del RCD Espanyol. De hecho, poco barceloneses conocen el topónimo de Can Ràbia y muchos, en cambio, recuerdan el emblemático estadio perico que en junio de 1997, antes del derribo, acogió su último partido.

El perímetro triangular de Can Ràbia está delimitado por la Ronda del General Mitre, la calle Doctor Fleming y la Avinguda de Sarrià. El Carrer de Can Ràbia es la vía más importante de esta pequeña urbanización residencial pero, en realidad, es la zona verde de los Jardins del Camp de Sarrià la que funciona como núcleo central. A su alrededor se articulan varios conjuntos de bloques de pisos de alto standing y los populares Gran Sarrià Multicines (Dirección Ronda del General Mitre 34-38).