Sarrià

Sarrià es como el jardín que invitaba a cultivar Voltaire en su famoso Cándido: un pequeño paraje rural, perfectamente delimitado y seguro donde la gente acomodada de Barcelona se ha reclutado para sentirse a salvo y para jugar a la vida sencilla de pueblo. El territorio corresponde al antiguo término situado en el extremo izquierdo de la llanura de Barcelona. Fue el último municipio autónomo en ser agregado a la capital catalana (1921) y, casi cien años después de la anexión a Barcelona, su centro histórico se mantiene como un escenario verdaderamente bucólico.

Situación: zona periférica. Antes de ser un barrio de Barcelona, Sarrià fue municipio autónomo y de fuerte personalidad y, aunque hoy forma parte de la ciudad, ha logrado mantener su identidad y ambiente de pueblo. Situado sobre la falda izquierda de la sierra de Collserola, el núcleo central tiene el tejido urbano propio de casco antiguo y está articulado en torno a la calle Major de Sarrià, principal arteria comercial del barrio. En las demás zonas la trama urbana es algo más regular y de más reciente urbanización. La parte alta se extiende sobre la sierra de Collserola y presenta una menor consolidación urbana y un tejido irregular de calles y carreteras curvas e inclinadas.

Zonas: núcleo histórico, Can Ponsic, parte baja y parte alta.

Metro/FGC: Peu Funicular, Reina Elisenda, Sarrià.  

Ejes comerciales: Major de Sarrià, Passeig de la Reina Elisenda de Montcada, Plaça d’Artós.

Enclaves: Can Caralleu, Can Ponsic, Caputxins de Sarrià, Carrer de Canet, Carrer Major de Sarrià, Carretera de Vallvidrera, Casa Guarro, Casa Orlandai, Casal de Sarrià, Casa de la Vila, Clínica Planas, Col·legi Sant Ignasi (Jesuites de Sarrià), Desert de Sarrià, Escola Eina, Escuela Italiana de Barcelona, Església de Sant Vicenç, Foix de Sarrià, Institut Químic de Sarrià (IQS), Jardins de la Vil·la Amèlia, Palau dels Marquesos de Sentmenat, Parc del Castell de l’Oreneta, Plaça de Sarrià, Plaça de Sant Vicenç, Túneles de Vallvidrera, Via Augusta.

Perfil: urbano consolidado con uso residencial predominante y una importante actividad comercial local en la calle Major de Sarrià y sus inmediaciones. Gran concentración de escuelas y otros equipamientos en antiguas mansiones y grandes caserones. Población formada por clase media —vecina del barrio de toda la vida— y sobre todo clase alta que ha ido ocupando parte del núcleo histórico y las zonas de más reciente consolidación.

Vivienda: en el núcleo histórico, bloques de viviendas unifamiliares y plurifamiliares de escasa altura formando manzanas cerradas. Algunos cuentan con patios y zonas particulares al aire libre. En la parte baja del barrio, predominio de bloques abiertos y cerrados de pisos de lujo. En las zonas de Can Ponsic y la parte alta ganan terreno las grandes fincas y las casas unifamiliares. Sarrià es el barrio más caro de Barcelona.

[+] El Tomàs de Sarrià, famoso por su patatas bravas, en el Carrer Major de Sarrià.