La Verneda - Sant Martí

Overview

Mapa

Descripción

Historia

Lejos de lo que se pueda pensar por sus orígenes, La Verneda-Sant Martí ya no es una agreste ciudad dormitorio, sino que ha logrado desarrollarse como un modesto barrio residencial popular, dinámico y, en muchos puntos, acogedor.

Se estructura en torno a la Rambla de Guipúscoa, un amplio paseo horizontal que, al cohesionar urbanísticamente el barrio y al acoger la mayor parte de sus comercios, ejerce de espina dorsal. Esta vía nació como calle durante la década de 1950, cuando la Caixa de Pensions y la Obra Sindical del Hogar promovieron la edificación de grandes bloques de pisos a ambos lados de la calzada para acoger las olas inmigratorias de la época. Sin sucumbir ante la monumentalidad de sus edificaciones, la calle Guipúscoa logró articular urbanística y socialmente la vida del barrio y, gracias a las reivindicaciones vecinales, fue remodelada como rambla. Hoy está repleta de bares, restaurantes, entidades bancarias, supermercados, zapaterías y todo tipo de tiendas de barrio. Haste hace poco en esta calle se asentaba la sede barcelonesa de Cobega, la empresa concesionaria de Coca-Cola en España (Dirección Rambla de Guipúscoa 163-175). La importancia que para el barrio supone esta vía la ratifica la instalación en 1999 de La Línia de la Verneda, una obra del artista barcelonés Francesc Torres que recorre la rambla explicando la historia del barrio.

Por la parte alta del conjunto de La Verneda-Sant Martí, el límite lo dibujan el trazado de la línea ferroviaria y la calle paralela, esto es, la Ronda de Sant Martí. En este sector, algunas zonas están pendientes de consolidación urbana y, a medida que se avanza hacia el extremo nororiental, las viviendas van dando paso al suelo industrial, con grandes naves y amplias calles solitarias. En el año 1987 se construyó el Puente de Calatrava, obra de Santiago Calatrava, que salvaba el paso del tren a la altura de la calle Bac de Roda. La estructura de color blanco tiene una longitud de 128 metros y ha pasado a formar parte del paisaje de La Verneda-Sant Martí. El Parc de Sant Andreu-La Sagrera —el gran complejo compuesto por la estación del tren de alta velocidad y un extenso parque— cambiará la fisonomía de este sector.

El límite sur del barrio, por otra parte, lo constituye la Gran Via de les Corts Catalanes, que en este sector de Barcelona se convierte prácticamente en autopista. Grandes paneles insonorizantes se levantan a ambos lados de la Gran Via para proteger a las hileras de bloques de viviendas que se asoman a ella.

En la división administrativa oficial, La Verneda-Sant Martí corresponde a los barrios de Sant Martí y La Verneda-La Pau. Sin embargo, la Rambla de Guipúscoa vertebra el conjunto en un continuum urbano y social, por lo que popularmente al conjunto se le identifica como a La Verneda. Pueden distinguirse, eso sí, dos sectores separados por la calle Cantàbria: en la parte izquierda, la zona conocida como Sant Martí y, en la parte derecha, La Verneda.

  La zona de Sant Martí

San Martí es la zona delimitada por las calles Espronceda y Cantàbria y el escenario donde se originó el primer núcleo del antiguo municipio de Sant Martí de Provençals. La urbanización del barrio a partir de la década de 1950 eliminó prácticamente cualquier rasgo del viejo pueblo rural y los pocos testimonios del pasado que han logrado subsistir —como la iglesia de Sant Martí y algunas masías— son vestigios excepcionales ubicados en una trama urbana totalmente moderna y dominada por descomunales bloques de pisos.

La mayor parte de estos vestigios se conservan en el Parc de Sant Martí, una gran zona verde de 6 ha ubicada en el límite norte del barrio, entre la Ronda de Sant Martí y las calles Agricultura, Huelva y Menorca. El Plan Cerdà ya contemplaba este sector como área verde, pero hasta la década de 1980 fue un núcleo marginal de chabolas. En esta época se inició la urbanización del parque con un proyecto que contó con el asesoramiento del histórico urbanista y jardinero Nicolau Maria Rubió i Tudurí. Las obras finalizaron en 1990 y el conjunto, además del agradable parque urbano, conservó la iglesia parroquial de Sant Martí y tres viejas masías que empequeñecen ante la perspectiva de los bloques de viviendas colindantes.

La edificación actual de la Parròquia de Sant Martí de Provençals (Dirección Plaça d'Ignasi Juliol 1) data del siglo xv, aunque ha sufrido notables modificaciones posteriores. Justo al lado se sitúa la rectoría, una masía de los siglos XVII-XVIII que se comunica con el templo a través de un paso elevado, arcado y cubierto. Muy cerca se encuentran la masía de Can Cadenas (siglos XVI-XVII), que ha sido destinada a actividades del Servei Municipal de Parcs i Jardins; la de Ca l’Arnó (1689), actualmente una ludoteca pública; y, finalmente, Can Planas, reconvertida en un centro de acogida. El conjunto conforma un insólito paraje pseudorural en medio del paisaje de pisos que lo circunda.

Justo debajo del parque se encuentra el Mercat de Provençals (Dirección Menorca 19), uno de los dos mercados del barrio de La Verneda. Aunque se asienta en una edificación moderna que data de 1974 y en un enclave poco comercial, donde las cafeterías y tiendas habituales de los mercados brillan por su ausencia, este mercado municipal está bastante concurrido. Junto a él suele instalarse un mercadillo de ropa al aire libre que anima la zona. El cruce entre las calles Provençals y Huelva concentra otros comercios que dinamizan la parte alta de Sant Martí. También cerca se encuentra el Complex Esportiu Bac de Roda (Dirección Rambla de Guipúscoa 25-27) uno de los grandes polideportivos municipales del barrio que acoge, además, a la Federació Catalana de Basquetbol.

Por debajo de la Rambla de Guipúscoa, la zona de Sant Martí es un sector residencial tranquilo, con pocos comercios y bares de barrio. La Plaça dels Porxos, una pequeña y agradable plazoleta lograda gracias a las reivindicaciones vecinales, airea la trama urbana de este sector con un espacio lúdico y de encuentro.

Sant Martí ofrece, por otra parte, un catálogo sorprendente y variopinto de composiciones basadas en la manzana de tipo Eixample: bloque compacto clásico; bloque semicompacto, sólo abierto por las esquinas o los laterales para dar acceso a los jardines privados del interior; dos bloques con forma de "u" o de sierra separados por pasajes; bloques multiformes y aislados circunscritos en el perímetro de la manzana, etc.

  La zona de La Verneda

En el lado derecho de la calle Cantàbria se despliega La Verneda, la zona acoge la muestra más numerosa de sus característicos bloques de viviendas de tamaño descomunal. Especialmente impresionante es la curva de bloques de pisos que desciende por la calle Cantàbria desde la Rambla de Prim hasta la de Guipúscoa. La Rambla de Prim articula este sector de norte a sur y, además de albergar algunos comercios, conecta la Ronda de Sant Martí con la Ronda del Litoral y el barrio de La Verneda-Sant Martí con el de Besòs-Maresme.

A excepción del territorio que queda por encima de la calle Santander, la zona de La Verneda es un gran conjunto residencial, excesivamente tranquilo en algunos puntos, pero que cobra vida en las inmediaciones de la Rambla de Prim y en los alrededores de la Plaça de la Palmera. A esta plaza da el Mercat de Sant Martí (Dirección Puigcerdà 206-212), un mercado ubicado en un núcleo comercial más activo que el Mercat de Provençals. Aquí abundan las cafeterías, las fruterías y todos aquellos comercios que suelen rodear a estos centros comerciales tan populares.

Este sector de La Verneda es el que acoge el popular polígono de viviendas construido en 1966 y conocido como La Pau. Delimitado por la Rambla de Guipúscoa, la calle Extremadura, la Gran Via de les Corts Catalanes y la Rambla de Prim, La Pau es un conjunto residencial sin comercios, formado por bloques de viviendas de altura media (de cinco a ocho pisos) cuya arquitectura, silencio y frialdad recuerdan a los solitarios barrios del Berlín oriental. En medio de este conjunto de tonos amarillentos se erige el inmenso rascacielos de 17 pisos conocido como el Piramidón (Dirección Concili de Trento 313), un gigante gris edificado en 1971 y convertido posteriormente en sede de asociaciones culturales, sociales y vecinales. Sus últimas plantas acogen el Centre d'Art Contemporani Piramidón (Dirección web www.piramidon.com), un insólito espacio creativo formado por talleres de artistas, una sala expositiva y una terraza con impresionantes vistas sobre la ciudad.

Sobre el sector residencial de La Verneda —por encima de la calle Santander y a la derecha de la calle Ca n'Oliva—, se extiende, finalmente, un polígono industrial de fisonomía muy parecida a la del vecino barrio del Bon Pastor. Es un área despoblada, solitaria y gradualmente desolada a medida que se aproxima al recorrido de la vía del tren. Los únicos recintos que le aportan cierta vida son el Complex Esportiu Municipal La Verneda (Dirección Binèfar 10-14), la Associació de Veïns y el Casal d'Avis (Dirección Binèfar 16) y, hasta hace poco, la sede de la multinacional Coca-Cola. Junto a esta última, en el Camí de la Verneda, pueden encontrarse negocios de chatarrería. Y en uno de los márgenes de esta área industrial aparece la barriada de la Via Trajana, un polígono residencial que se hizo tristemente célebre por la conflictividad social de sus vecinos y las deficiencias estructurales de sus viviendas, afectadas por aluminosis. Recientemente, este sector que queda alineado a lo largo de la vía que le da nombre ha sido profundamente remodelado y sus pisos se han sustituido por viviendas nuevas.

El proyecto de urbanización del Parc de Sant Andreu-Sagrera, el gran parque que ha de acoger la nueva estación ferroviaria intermodal, afectará a esta parte de La Verneda-Sant Martí. Así, además de la estación del tren de alta velocidad en el barrio de La Sagrera, la remodelación del Triangle Ferroviari del barrio de Bon Pastor, y la creación de una gran zona verde entre Sant Andreu y Bon Pastor, La Verneda-Sant Martí se verá afectada con la edificación de un complejo de oficinas y rascacielos donde ahora hay naves industriales y solares.