El Clot

Encerrado entre dos de las grandes vías rápidas de la ciudad —la Gran Via y la Meridiana— y paulatinamente empequeñecido, el Clot fue y sigue siendo un barrio popular de fuerte personalidad.

Situación: zona periférica. El conjunto se articula en torno a la calle Clot y a la Plaça del Mercat. En el centro, su trama es irregular, propia de casco antiguo; en los márgenes, aplicación discreta del Plan Cerdà.

Zonas: centro, parte baja, parte alta, Encantes.

Metro: Parada de Metro Clot, Encants.

Ejes comerciales: Clot, Plaça del Mercat.

Enclaves: Avinguda de la Meridiana, Encants Vells (Fira de Bellcaire), La Farinera del Clot, Mercat del Clot, Parc del Clot.

Perfil: área residencial con presencia importante de pequeño comercio de barrio, sobre todo concentrada en la calle Clot y la Plaça del Mercat. Población de clase media trabajadora, de tradición obrera y popular.

Vivienda: bloques compactos plurifamiliares de calidades media y media baja. En el centro y la parte baja son de escasa altura, sin superar las cuatro plantas. En la parte alta y la zona de los Encants son de tipo Eixample, alcanzando las seis o siete plantas. Los alrededores de los Jardins del Clot de la Mel son promociones nuevas de calidad. Compartiendo zona estadística con Camp de l'Arpa, el Clot suele ocupar el puesto 19 de 38 entre los barrios más caros de la ciudad.