Congrés-Indians

Overview

Mapa

Descripción

Historia

Situado un poco en tierra de nadie, Congrés-Indians es un barrio pequeño y tranquilo enclaustrado entre dos barrios de peso (Guinardó y La Sagrera) y el bullicio de tres grandes ejes (Passeig de Fabra i Puig, Avinguda Meridiana y Passeig de Maragall).

La calle Felip II, que atraviesa Congrés-Indians de arriba a abajo, es el eje que ayuda a dar cohesión al conjunto y una de las vías que acoge más comercios. A media altura se abre para dar cabida a la Plaça del Doctor Modrego y a la Plaça del Congrés Eucarístic, que constituyen el corazón social y lúdico del barrio. La Plaça del Congrés Eucarístic es presidida por tres entidades religiosas: la Parròquia Sant Pius X (Dirección Cardenal Tedeschini 52), el colegio concertado La Salle Congrés (Dirección Cardenal Tedeschini 70) y la escuela teresiana Escola Arrels (Dirección Cardenal Tedeschini 52), también concertada. Este conjunto de marcado carácter religioso se erigió como núcleo simbólico del proyecto de urbanización de las viviendas de Congrés.

El vecino Passeig de Maragall, aunque está situado en uno de los márgenes del barrio, es el principal eje comercial al que acuden los vecinos.


[+] Video oficial del proyecto de reconversión del Canòdrom Meridiana en un centro de arte (Ajuntament de Barcelona, 2010). El proyecto está parado sine die. 

  La zona de Indians

Indians es la trama delimitada por el Passeig Maragall y el eje Alexandre Galí-Felip II. Urbanizada a principios del siglo XX, se trata de un área formada por calles estrechas y pequeños bloques de viviendas, de no más de cuatro pisos de altura, que recuerdan a la fisonomía de barrios como Gràcia y Sants. El eje interior más importante es el definido por el Carrer de Garcilaso.

A finales del siglo XIX en este territorio se instalaron algunos indianos retornados de las Américas. Los nuevos vecinos bautizaron algunas de las calles —Puerto Príncipe, Matanzas, Campo Florido, Pinar del Río— con referencias a Cuba, la "Perla del Caribe" perdida por España en 1898, y, sin proponérselo, dieron nombre a la zona.

Las edificaciones de Indians pertenecen a varias décadas (de 1920 a 2000), pero son especialmente destacables las contadas casas unifamilares construidas antes de la Guerra Civil Española. Son torres de veraneo que se convirtieron en residencias permanentes y compartieron vecindad con viviendas más modestas, destinadas sobre todo a obreros. Un buen ejemplo de estas torres lo constituye la Villa Jazmines, construida en 1920 y ocupada actualmente por el bar musical Torre Rosa (Dirección Francesc Tàrrega 22), en cuya terraza hay palmeras y pinos centenarios.

Jaume Ferran i Clua (1851-1929), el insigne médico e investigador, inventor de las vacunas contra el cólera y el tifus, y popularmente conocido como Doctor Ferran, instaló sus laboratorios en Indians (Dirección Garcilaso 208). Estas instalaciones —una gran finca con jardín— acogen hoy varios equipamientos, entre otros, un colegio de secundaria y un instituto de bachillerato. Es la denominada Finca del Doctor Ferran.

  La zona del Congrés

La zona de Congrés corresponde al triángulo dibujado por los ejes Riera d'Horta, Concepción Arenal y Alexandre Galí-Felip II. Es un polígono de viviendas construido entre 1954 y 1968 por iniciativa del obispo de Barcelona Gregorio Modrego para mitigar los acuciantes problemas de vivienda de la década de 1950 y, al mismo tiempo, para conmemorar la celebración en Barcelona del XXV Congreso Eucarístico Internacional de 1952.

Como explica su propio origen, es un sector caracterizado por una ordenación urbana peculiar, nacida de un cuidado proyecto urbanístico y arquitectónico, además de social. Así, por influencia de la corriente urbanística en boga, el polígono de Congrés está formado por bloques de viviendas semiaislados que gozan de agradables zonas comunitarias ajardinadas. Sus pisos —de tres hasta ocho habitaciones— tienen un buen régimen de insolación y ventilación.

La Plaça del Congrés Eucarístic preside el conjunto con una torre de catorce plantas en cada esquina. Los demás bloques del conjunto suelen tener unas cinco plantas de altura. Los Jardins de Massana son el ejemplo más ilustrativo de las zonas verdes particulares que airean la urbanización. Además de Felip II, el otro gran eje de la trama urbana del polígono es el Carrer de Cardenal Tedeschini, cuyo nombre homenajea al nuncio que representó al Papa en el Congreso Eucarístico.

El conjunto, finalizado en 1968, ha logrado un buen nivel de integración en la trama urbana de la ciudad y su mantenimiento es más que aceptable, sobre todo si se tiene en cuenta la situación de deterioro en la que se encuentran actualmente otros polígonos de vivienda social construidos en la misma época y con el mismo espíritu. Cabe indicar que en el momento de su adjudicación, las viviendas no fueron asignadas a la población más necesitada, sino que más de la mitad de sus adjudicatarios fueron trabajadores cualificados de origen catalán. La población con más carencias —obreros poco cualificados llegados del sur de España— tuvo una representación proporcionalmente muy pequeña.

El territorio que hoy ocupa el grupo de viviendas fue comprado por fases a la familia Ros, propietaria de la finca donde decidió emplazarse el polígono. La masía de Can Ros (Dirección Cardenal Tedeschini 32), también conocida como Ca l'Armera, se mantuvo y hoy es un restaurante muy popular en el barrio.

Desde 2010 Congrés-Indians es un barrio conocido para todos los padres barceloneses partidarios de la educación libre. Ese año se inauguró la Escola Congrés-Indians (Dirección Cardenal Tedeschini 24-26), un centro público de primaria que milita en la enseñanza libre, con horarios relajados, comida ecológica y un discurso sobre el aprendizaje que cada día tiene más adeptos en Barcelona.

Finalmente, Congrés-Indians es el barrio que aloja el Canòdrom Meridana (Dirección Concepción Arenal 165), el último canódromo de España, llamado el "casino de los pobres", que dejó de funcionar en 2006. Fue proyectado en 1962 por Antoni Bonet Castellana —que había pertenecido al GATCPAC, grupo de arquitectos adscrito al Movimiento Moderno— y el Foment de les Arts Decoratives lo galardonó con el Premi FAD d'Arquitectura. El ayuntamiento inició un proyecto de reconversión del equipamiento en centro de arte que se ha abortado por la crisis.