Sur de Nou Barris

El sur de Nou Barris es como una fotografía de Diane Arbus: en un contexto de absoluta normalidad y cotidianidad, en ocasiones aparecen rarezas que descolocan y que permiten intuir una latente realidad compleja y marginal. Así, en medio de un urbanismo benévolo, una activísima vida comercial y un ambiente vecinal enérgico y acogedor, a veces se presencian cosas que no acaban de encajar: ancianas con cabello lila, tobillos gruesos y bata multicolor que abren el portal de bloques de pisos excesivamente nuevos; jóvenes de apariencia más que correcta que revuelven contáiners de ropa usada; o mujeres que entran en el supermercado con el carro de la compra y morados en el rostro. Todas éstas son manifestaciones de una realidad compleja donde la inmigración, la pobreza y la aluminosis han convivido y conviven con un potentísimo tejido asociativo, una dinámica vida comercial y social así como eficientes planes de rehabilitación integral.

La parte baja de Nou Barris está integrada por los barrios de Vilapicina, Torre Llobeta, Turó de la Peira, Can Peguera, la Guineueta, Verdum, Prosperitat y Porta. En casi todo el territorio del sur de Nou Barris, la organización compacta del urbanismo es el modelo predominante y sólo en la Guineuta y un pequeño reducto de Prosperitat se alzan los bloques de pisos gigantes y aislados que proliferaron en época franquista. Así, la mayor parte del sur de Nou Barris está formada por un paisaje de manzanas pequeñas, con edificaciones de escasa altura, pegadas las unas a las otras, y calles de amables dimensiones. 

Las intervenciones urbanísticas realizadas, por otra parte, han favorecido la cohesión y el crecimiento general del conjunto. El mejor ejemplo de ello lo constituye el largo eje dibujado por la Via Júlia, el Passeig de Verdum, la calle Doctor Pi i Molist y el Passeig de Fabra i Puig, que funciona como columna vertebral y arteria comercial de los barrios. En el recorrido de esta larga arteria se suceden charcuterías, zapaterías, panaderías, entidades bancarias, colchonerías, bares, restaurantes y una larga lista de establecimientos.

La Plaça de Llucmajor y la Plaça de Virrei Amat son los dos principales nodos que ensamblan estas vías y que organizan el espacio y la red de calles del sur de Nou Barris. La primera es una gran rotonda que distribuye el tráfico rodado. En su seno acoge uno de los símbolos escultóricos de Nou Barris: el monumento a La República, donde la efigie de una mujer desnuda avanza con la mano levantada. La obra se inauguró en 1936 como homenaje a Francesc Pi i Margall, presidente de la I República Española entre 1873 y 1874, y fue retirada y escondida durante los años del franquismo. En época democrática fue recuperada y reubicada, aunque la situación provocó cierta incomodidad porque la instauración del sistema monárquico constitucional era todavía muy reciente.

El Passeig de Fabra i Puig es la gran vía comercial que dinamiza la actividad económica y social de Vilapicina, el Turó de la Peira y Porta. Los orígenes de este paseo se remontan al año 1877, cuando funcionaba como calle mayor de la desaparecida localidad de Santa Eulàlia de Vilapicina. Con el paso del tiempo se convirtió en una vía de circulación rápida y, en 1998, se remodeló y organizó como un bulevar de amplias aceras, numerosas tiendas y animados bares con terraza. Peor suerte ha corrido el Passeig de Valldaura, tremendamente apagado a su paso por la Guineueta y algo más activo entre Proseritat y Porta.

Fuera de los grandes paseos, el interior de cada uno de los barrios ha ido mejorando poco a poco y las actuaciones llevadas a cabo han potenciado su singularidad y calidad de vida. La parte baja de Nou Barris es, además, un amalgama de nacionalidades que, sin librarse de la pobreza y la conflictividad social, promueve una activa vida comunitaria, reivindicativa e integradora. No en vano de este pequeño universo barcelonés ha surgido 9barris Acull, una red de entidades y colectivos vecinales dedicados a la atención a inmigrantes. Es esta asociación la que hace posible que cada marzo puedan degustarse las cerca de ochenta sopas del Festival de Sopas del Mundo Mundial.

El cruce del Passeig de Verdum con Doctor Pi i Molist.
El cruce del Passeig de Verdum con Doctor Pi i Molist. 
Las inmediaciones del Cementiri de Sant Andreu.
Las inmediaciones del Cementiri de Sant Andreu. 

  El barrio de Vilapicina

  El barrio del Turó de la Peira

  El barrio de la Guineueta

  El barrio de Verdum

  El barrio de Prosperitat

  El barrio de Porta