Norte de Nou Barris

El norte de Nou Barris es un pequeño compendio de tipologías urbanas residenciales en su versión más marginal y degradada. Roquetes, el barrio más digno, corresponde a la organización compacta, con calles estrechas dibujadas por pequeños bloques de viviendas pegados los unos a los otros. Sin ser muy numerosos, los comercios están presentes y animan sus calles.

Canyelles y Trinitat Nova son dos polígonos residenciales edificados a partir de programas previos. El primero está integrado por grandes bloques aislados que se organizan en torno a un gran parque central. El segundo, por pequeños bloques aislados de tres a cuatro plantas repartidos de forma algo caótica por una orografía muy inclinada. La ausencia de comercios, el ambiente solitario y el deterioro de las construcciones y de los espacios comunitarios es la nota preponderante en ambos núcleos.

Estos tres barrios descienden por la ladera de Collserola y se asoman a la Ronda de Dalt y, bajo ella, a los barrios del sur del distrito. Por el contrario, Torre Baró, Ciutat Meridiana y Vallbona están escondidos de la ciudad a la que pertenecen. Una carretera que nace en Trinitat Nova —la Avinguda de Vallbona— conduce hacia ellos. Torre Baró es una urbanización de casas unifamiliares desarrollada sin orden ni planificación y levantada por sus propios vecinos. Más que un barrio, es una red de pequeñas carreteras que conducen a casas autoconstruidas sobre recovecos de Collserola, sin aceras, sin infraestructuras y sin tiendas.

Desde Torre Baró, la carretera de Vallbona conduce, por un lado, a Ciutat Meridiana, una ciudad dormitorio que se encarama sobre Collserola a través de un monumental dominó de bloques gigantes de pisos, y, por otro, a Vallbona, el más aislado de los barrios de Barcelona, al que se accede tras atravesar los casi diez carriles de la autopista del noreste por el puente que parte de Torre Baró.

A la marginalidad y deterioro de estos seis ejemplos residenciales hay que añadir la orografía montañosa común a todos ellos, hecho que dificulta la accesibilidad y la apropiación del espacio público. Sin coche o sin moto, se convierten en barrios gigantes todavía más hostiles. Y los serios problemas de aparcamiento dificultan la posesión de un vehículo.

El norte de Nou Barris es además uno de los sectores más incomunicados de Barcelona. El metro de la ciudad sólo llega a Canyelles (L3), Roquetes (L3) y a Trinitat Nova (L4): paradas solitarias en calles desérticas. Y de Trinitat Nova parte una línea especial (L11) que conecta con Torre Baró y Ciutat Meridiana. A Vallbona sólo se puede llegar en automóvil.

Finalmente, los seis barrios están completamente aislados entre sí. La Via Favència intenta unir los tres núcleos de la parte baja, y la carretera de Vallbona, los del interior, pero ningún eje vertebra el conjunto. La única entidad que ha logrado cohesionar en cierta medida la vida social y lúdica de la parte alta de Nou Barris no es un gran eje viario ni comercial, ni tampoco un nuevo centro comercial, sino el Ateneu Popular 9Barris, una institución modélica que se ha ganado a pulso el respeto y la centralidad no sólo de esta parte de Barcelona, sino del conjunto de la ciudad. Este centro es la punta del iceberg de la potente vida asociativa del distrito.

Actualmente estos seis barrios conforman, junto al barrio de Bon Pastor (perteneciente al distrito de Sant Andreu), el área más marginal de Barcelona.


[+] Ciutat Meridiana, uno de los barrios más conflictivos de Barcelona. Reportaje de Ramon Comorera, Marina Muñoz y Josep Rubio (2011, El Periódico de Catalunya).  

  El barrio de Roquetes

  El barrio de Canyelles

  El barrio de Trinitat Nova

  El barrio de Torre Baró

  El barrio de Ciutat Meridiana

  El barrio de Vallbona